Castilla-La Mancha ha decidido ampliar el plazo de ejecución de las operaciones anuales para la reestructuración del viñedo hasta el 1 de julio según Orden publicada el día 10/06/2019. 

Las solicitudes de arranque presentadas en la campaña vitícola 2018/2019 han sido del orden de 12.000. Esta cifra supone un incremento con respecto a una campaña normal, en la que se presentan unas 5.000-6.000 solicitudes de arranque, de un 200%. Este gran volumen de solicitudes ha hecho que, si bien se han cumplido los plazos de tramitación establecidos, no se haya resuelto la concesión del arranque con el tiempo que hubiese sido necesario para que todo el procedimiento de las ayudas de reestructuración garantice los plazos de ejecución.

 

Una vez concedida la superficie de arranque las personas solicitantes tienen que cursar la solicitud de autorización para replantación de viñedo y esperar la resolución de la misma antes de proceder a la ejecución de la plantación.

 

Esta circunstancia junto con las condiciones climatológicas del mes de abril, especialmente en la provincia de Cuenca, han dificultado la realización de los trabajos relacionados con la reestructuración, con lo que el tiempo del que están disponiendo los viticultores es escaso y no permite garantizar que vayan a concluir antes del próximo 15 de junio, fecha establecida para las operaciones que tienen año de ejecución 2019.

 

Ante esta situación, en la modificación se establece que en el caso de operaciones anuales el plazo límite de ejecución será hasta el 1 de julio de 2019 inclusive. Si se trata de operaciones bianuales, se mantiene de momento para el año 2020 el plazo del 15 de junio.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *