POLILLA DEL RACIMO (Lobesia botrana)

La incidencia de la segunda generación de polilla sobre el cultivo, en general, ha sido baja debido a las temperaturas elevadas y humedad relativa baja que se han dado en la campaña. Para determinar el momento oportuno de tratamiento y realizar un control adecuado de la polilla del racimo, es muy importante seguir la evolución del vuelo de adultos de cada generación, así como las observaciones en campo sobre la evolución de la puesta y la eclosión de los huevos. Según los datos correspondientes a puntos de la Estación Regional de Avisos Agrícolas (ERAA) (Herencia, Daimiel, Arenas de San Juan, Tomelloso, Valdepeñas y Villarrubia de los Ojos) y Agrupaciones de Sanidad Vegetal (ASVs) de la Comunidad Autónoma, dependiendo de las diferentes zonas vitícolas, los seguimientos muestran que se ha iniciado el vuelo de adultos correspondiente a la tercera generación de polilla. La emergencia de adultos es escalonada, muy influenciada por la temperatura y humedad, por lo que se recomienda se esté atento a los avisos emitidos a través de las ASV de su zona.

El inicio y evolución de las curvas de vuelo varían en función de las condiciones ambientales que se den en cada comarca, e incluso dentro de una misma comarca o municipio. Para conseguir la máxima eficacia en el tratamiento es necesario realizar la aplicación en el momento indicado según la materia activa que se vaya a utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *