La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha impulsado un trabajo extenso y riguroso sobre la realidad del consumo de vino en España, para saber cuánto vino se consume, de qué tipo y, sobre todo, por qué canales de distribución llega a los consumidores.

Una información indispensable para encontrar nuevas vías de distribución para el vino y tener una radiografía lo más precisa posible de cómo llega el vino al consumidor en España.

 

El estudio ha sido realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) durante el año 2019 y reúne cifras referidas al ejercicio 2018. El informe engloba datos estadísticos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), así como de la empresa de investigación de mercados Nielsen, que ha desarrollado, en particular, la parte referida a vinotecas.

Junto a la recopilación global sobre consumo de vino en España, el OeMv ha realizado trabajos específicos sobre clubs de vino, ventas de vino online desde empresas distintas de los grandes distribuidores, y autoconsumos y ventas directas desde bodega.

 

 

 

 

 

 

 

Las exportaciones crecieron un 7,3% en volumen hasta superar los 270 millones de litros, mejor dato desde 2013, pero el valor cayó un 4% hasta los 763 millones de dólares, el más bajo desde 2010. El precio medio bajó más el 10% hasta los 2,81 USD/litro, tras 5 años por encima de los 3 dólares. Récord de ventas a Reino Unido; EE.UU., primer mercado.

 

 

 

 

 

 

Sus exportaciones se desplomaron un 27% hasta los 365,7 millones de litros, tras 5 años rondando los 500 millones. El precio medio fue el más alto hasta la fecha, lo que suavizó la caída en valor (-8,5%). El vino envasado superó al granel como el más exportado por Sudáfrica, al ser el que menos cayó respecto a 2018.

 

 

 

 

 

Al bajar el precio medio un 29%, de 69 a 50 céntimos por litro, tras la gran cosecha de 2018 en España. El granel marcó esta tendencia al suponer el 90% del volumen adquirido desde nuestro país. Las importaciones de vino en Francia se situaron en 2019 en los 723 millones de litros (+5,3%) y en los 866 millones de euros (-8,2%), a un precio medio de 1,20 €/litro (-12,8%).

 

 

 

 

 

 

Ya dentro del estado de alarma y con la irrupción mundial de la pandemia causada por el coronavirus, constatamos que el mes de marzo no fue tan negativo como se podía prever para las exportaciones españolas de vino a granel, que aumentaron su facturación (+1,8%), gracias a una subida del precio medio del +5,4%. El volumen se redujo un -3,4%, mucho menos que en enero y febrero de 2020. | +INFO

 

 

 

En el conjunto de las primeras 9 semanas de confinamiento, comprobamos que el consumo de vino ha aumentado sensiblemente en el canal de alimentación español desde la semana del 30 de marzo (espirituosas y cervezas empezaron o venían creciendo desde antes). De promedio, desde el 23 de marzo, el crecimiento del vino es del 52,5%.

 

Hay que destacar que los datos corresponden al canal de alimentación (hogares) y, por tanto, el brusco descenso del consumo en hostelería y en actividades relacionadas con el enoturismo no se refleja en dichas cifras.

 

 

 

Source: globalcampo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *